Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Ginecología y Obstetricia de México
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Ginecología y Obstetricia de México >Año 2011, No. 05


Castejón SOC, López GAJ, Pérez YLM , Castejón MOC
Lesiones de la vellosidad placentaria en pacientes con infección por VIH-1 tratadas con zidovudina
Ginecol Obstet Mex 2011; 79 (05)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 39
Paginas: 269-279
Archivo PDF: 519.65 Kb.

[Texto completo - PDF]

RESUMEN

Antecedentes: el VIH-1 llega a la placenta mediante la transmisión materno-fetal desde un útero infectado. Este virus posee capacidades citolíticas. La placenta, en su proceso normal de maduración, presenta cambios regresivos o degenerativos que se consideran normales. Sin embargo, factores tales como virus y antirretrovirales, pueden incrementar la proporción de lesiones.
Objetivo: evaluar las alteraciones morfológicas en vellosidades placentarias de pacientes con infección por VIH-1 tratadas con zidovudina.
Material y método: estudio descriptivo, prospectivo, comparativo, con muestreo no probabilístico de observaciones en vellosidades como unidades de análisis de las placentas del grupo de pacientes con infección por VIH-1 tratadas con zidovudina y del grupo control de cuatro placentas de pacientes VIH negativas, ambos grupos en el último trimestre del embarazo. Se utilizó tinción de hematoxilina-eosina en 25 láminas de cinco regiones placentarias del grupo de estudio y las cuatro de control, utilizando un protocolo de 6 variables identificando nódulos sinciciales, cambios fibrinoides, edema velloso, fibrosis estromal, calcificación e inmadurez vellosa. Las observaciones se analizaron utilizando el ANAVAR según un arreglo de tratamiento factorial 2 x 5 con submuestreo y 4 repeticiones bajo un diseño de parcelas divididas y el test de Tukey.
Resultados: las vellosidades coriales presentaron porcentajes de alteraciones que sobrepasan a los valores normales. Se demostró que existen diferencias significativas (p‹0.05) entre las placentas expuestas al VIH-1 y al AZT y las placentas normales, en relación al porcentaje de vellosidades afectadas por 5 variables exceptuando la fibrosis.
Conclusiones: las lesiones encontradas pudieran estar incrementando la transmisión vertical del VIH-1. También se encontró evidencia de que la barrera placentaria no está en las mejores condiciones para la transferencia de gases, nutrientes y metabolitos, lo que podría favorecer una disminución en el peso del recién nacido y peso placentario.


Palabras clave: alteraciones morfológicas, vellosidades placentarias, virus de inmunodeficiencia humana.


>Revistas >Ginecología y Obstetricia de México >Año2011, No. 05
 
 Buscar   Avanzada 


· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 
       
Derechos Resevados 2007