Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Ginecología y Obstetricia de México
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Ginecología y Obstetricia de México >Año 2011, No. 09


Ramírez-Torres MA, Pérez-Monter SE, Espino SS, Ibargüengoitia-Ochoa F
Efecto de la betametasona en la glucemia de diabéticas embarazadas en riesgo de nacimiento pretérmino
Ginecol Obstet Mex 2011; 79 (09)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 18
Paginas: 569-575
Archivo PDF: 173.34 Kb.

[Texto completo - PDF]

RESUMEN

Antecedentes: se desconocen muchos aspectos y repercusiones del efecto agudo hiperglucemiante de la betametasona en mujeres embarazadas.
Objetivo: comparar el grado de hiperglucemia inducida por la betametasona en mujeres con diabetes mellitus getacional y diabetes mellitus tipo 2 en riesgo de parto pretérmino y sugerir un adecaudo tratamiento.
Pacientes y método: estudio transversal, prolectivo, efectuado en 40 mujeres embarazadas con diabetes mellitus gestacional o con diabetes mellitus tipo 2, provenientes de la consulta externa de Obstetricia del Instituto Nacional de Perinatología, Isidro Espinosa de los Reyes, reclutadas entre las 28 a 34 semanas de gestación y con riesgo de parto pretérmino. Se formaron cuatro grupos (n= 10 cada uno) de mujeres embarazadas en riesgo de rotura prematura de membranas que recibieron betametasona (12 mg por vía intramuscular cada 24 horas, dos dosis). Grupo 1: mujeres sanas control; Grupo 2: pacientes con diabetes mellitus gestacional tratada con dieta; Grupo 3: mujeres con diabetes mellitus gestacional tratadas con dieta e insulina; Grupo 4: pacientes con diabetes mellitus tipo 2 tratada con dieta (n=6) o dieta e insulina (n=4). La glucemia capilar pre y dos horas postprandial se midió durante cinco días.
Resultados: las mujeres con diabetes mellitus gestacional que requerían insulina y las mujeres con diabetes mellitus tipo 2 tuvieron elevación de la glucemia que ameritó aumentar la dosis de insulina (Grupo 3: 39 a 112%, Grupo 4: 26 a 64%). El mayor grado de hiperglucemia se observó entre los días 2 a 4 después de haberse administrado betametasona.
Conclusión: la betametasona agravó el descontrol de la glucemia en las mujeres con diabetes mellitus gestacional que se aplicaban insulina y con diabetes mellitus tipo 2, que ameritó el inicio o incremento de la dosis de insulina. El control rápido de la hiperglucemia es importante para disminuir en el feto los riesgos de la hiperglucemia aguda. Se sugiere que durante la administración de betametasona la atención de estas embarazadas sea hospitalaria.


Palabras clave: betametasona, glucemia de diabéticas embarazadas, riesgo de nacimiento pretérmino.


>Revistas >Ginecología y Obstetricia de México >Año2011, No. 09
 
 Buscar   Avanzada 


· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 
       
Derechos Resevados 2007