Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Ginecología y Obstetricia de México
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Ginecología y Obstetricia de México >Año 2013, No. 10


Montoya-Martínez G, Ledesma-Rodríguez AG, Serrano-Brambila E, Moreno-Palacios J
Fístula vesicovaginal: abordaje abierto abdominal versus laparoscópico
Ginecol Obstet Mex 2013; 81 (10)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 17
Paginas: 587-592
Archivo PDF: 219.97 Kb.

[Texto completo - PDF]

RESUMEN

Antecedentes: la fístula vesicovaginal es la fístula adquirida más común de las vías urinarias que se origina de una comunicación anormal entre la vejiga y la vagina; su principal manifestación es la salida de orina transvaginal y afecta de manera importante la calidad de vida de las mujeres que la padecen.
Objetivo: comparar el éxito y las complicaciones del abordaje abierto abdominal en comparación con el laparoscópico en el tratamiento quirúrgico de pacientes con fístula vesicovaginal.
Material y método: estudio retrospectivo, observacional y comparativo de pacientes con diagnóstico de fístula vesicovaginal. Se incluyeron pacientes con expediente clínico completo y, al menos, una evaluación después de tres meses del procedimiento quirúrgico. Todas las pacientes se operaron con cierre tipo O’Conor y se agruparon en dos grupos: Grupo I: abordaje abierto abdominal y Grupo II: abordaje laparoscópico. Además del éxito y las complicaciones se compararon: edad, índice de masa corporal (IMC), tamaño, localización de la fístula, tiempo quirúrgico, sangrado transoperatorio y días de hospitalización.
Resultados: se evaluaron 27 pacientes con diagnóstico de fístula vesicovaginal. De estas, 18 tuvieron cirugía abierta abdominal (Grupo I) y 9 laparoscópica (Grupo II). La edad promedio fue de 42.8 vs 41.4 años. El tamaño promedio de la fístula vesicovaginal fue de 0.9 vs 1.3 cm. La tasa de éxito fue de 94.4 vs 77%, p › 0.05; para los grupos I y II, respectivamente. Hubo diferencias a favor del grupo II en lo que respecta a días de uso de la sonda transuretral, días de hospitalización y sangrado transoperatorio, p ‹ 0.05.
Conclusiones: en nuestra experiencia consideramos que el abordaje laparoscópico es una excelente alternativa al abordaje abdominal tradicional, aunque se requiere experiencia en cirugía laparoscópica pélvica.


Palabras clave: fístula vesicovaginal, laparoscopia.


>Revistas >Ginecología y Obstetricia de México >Año2013, No. 10
 
 Buscar   Avanzada 


· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 
       
Derechos Resevados 2007