Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Archivos de Neurociencias
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Archivos de Neurociencias >Año 2013, No. 4


Escobar-de la Garma VH, de Montesinos-Sampedro A, Padilla-Vázquez F, Ramírez-Aguilar R, Mendizábal-Guerra R
Aneurismas intracraneanos en la infancia
Arch Neurocien 2013; 18 (4)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 17
Paginas: -211-215
Archivo PDF: 196.32 Kb.

[Texto completo - PDF]

RESUMEN

La prevalencia de aneurismas intracraneales en población pediátrica corresponde del 1 al 2% de todos los casos de aneurismas en la actualidad, suelen ser más afectados pacientes varones y la localización más frecuente es la bifurcación de la arteria carótida interna. Se han descrito tratamientos quirúrgicos y endovasculares para tratar estas afecciones. Presentamos la experiencia de un caso en este Instituto y revisión de la literatura. Paciente masculino de 11 años con historia de adecuado desarrollo psicomotor, sin antecedentes de importancia, que inició con cuadro cefalálgico de manera súbita, severa y expansiva, acompañándose de náusea y vómito, dos horas después de iniciado el cuadro, se asociaron crisis convulsivas tónico clónicas generalizadas, además de letargia y desorientación, razón por la cual fue internado durante dos semanas en hospital regional recibió manejo médico y trasladado a este Instituto donde encontramos Glasgow de 15, con intervalos de desorientación alternando con integridad neurológica encontrándose sólo hemiparesia derecha 4/5. Se valoró tomografía computada inicial con disminución en la amplitud de giros y surcos del lado izquierdo, hiperdensidad en las cisternas de la base predominando del lado izquierdo, además de la físura silviana del mismo lado con imagen redondeada hiperdensa localizada en el sitio de la bifurcación de la arteria carótida interna izquierda, sugestiva de hemorragia subaracnoidea Fisher II secundaria a ruptura aneurismática. Se realizó angiorresonancia magnética confirmando presencia de un aneurisma sacular pequeño de 4 x 2 mm con cuello estrecho (2 mm). Se intervinó quirúrgicamente después de dos semanas de ictus mediante abordaje pterional y clipaje de aneurisma. El paciente mostró mejoría en síntomas motores subsecuentemente. Se realizó angiografía cerebral después de seis meses de la cirugía corroborando ausencia de lesiones vasculares. Conclusión: el clipaje de aneurismas intracraneanos en la actualidad en población pediátrica es un procedimiento seguro y feasible con resultados benéficos a largo plazo. Debido a la escasa cantidad de pacientes con esta rara afección no hay ensayos clínicos controlados comparando intervención quirúrgica con procedimientos endovasculares; sin embargo, ambos tratamientos parecen tener resultados similares en esta población, aunque la microcirugía se ha descrito como una forma de tratamiento segura, eficaz y durable.


Palabras clave: aneurismas infantiles, aneurisma intracraneal, carótida interna, clipaje de aneurismas.


>Revistas >Archivos de Neurociencias >Año2013, No. 4
 
 Buscar   Avanzada 


· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 
       
Derechos Resevados 2007