Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Revista Alergia México
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Revista Alergia México >Año 2014, No. 3


Rodríguez-Mireles KA, Galguera-Sauceda A, Gaspar-López A, López-Rocha EG, Campos-Romero F, Del Rivero-Hernández L, Amaya-Mejía A, Galindo-Pacheco L, O’Farril-Romanillos P, Segura-Méndez NH
Efectos adversos de la aplicación ambulatoria de inmunoglobulina intravenosa en adultos con inmunodeficiencia común variable
Revista Alergia México 2014; 61 (3)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 30
Paginas: 131-140
Archivo PDF: 529.74 Kb.

[Texto completo - PDF]

RESUMEN

Antecedentes: la inmunodeficiencia común variable es la inmunodeficiencia primaria sintomática más frecuente, afecta a 1 por cada 25,000 a 75,000 sujetos. Se distingue por la ausencia o disminución de anticuerpos. Su tratamiento consiste en el reemplazo de anticuerpos con inmunoglobulina humana y la vía de administración más frecuente es la intravenosa, a dosis de 400 a 800 mg/kg de peso/dosis cada tres a cuatro semanas. Los efectos adversos asociados con la administración de inmunoglobulina intravenosa (IgIV) ocurren incluso en 25% de todas las infusiones realizadas, las reacciones severas afectan a menos de 1% de los pacientes. Entre las reacciones adversas severas están la insuficiencia renal aguda, que sobreviene 1 a 10 días después del inicio de tratamiento con IgIV. En nuestro centro elaboramos e implementamos un esquema ambulatorio para la aplicación de IgIV que permite su administración en un promedio de 3 h, sin efectos adversos graves.
Objetivos: describir los efectos adversos y evaluar la frecuencia de insuficiencia renal secundaria a la aplicación ambulatoria de IgIV en pacientes adultos con inmunodeficiencia común variable.
Material y método: estudio descriptivo y prospectivo en el que participaron pacientes adultos con diagnóstico definitivo de inmunodeficiencia común variable, que recibían IgIV a dosis de sustitución cada tres semanas, a quienes se realizó exploración física, somatometría, determinación sérica de creatinina, albúmina y urea, depuración de creatinina en orina de 24 horas, cálculo de la tasa de filtración glomerular por la fórmula CKD-EPI y evaluación de la función renal inmediata, así como la asociada con la administración acumulada de IgIV a través del cálculo de la tasa de filtración glomerular. Los resultados se analizaron con estadística descriptiva para el reporte de los efectos en la función renal y la dosis acumulada de IgIV.
Resultados: se determinó la frecuencia de reacciones adversas en 25 pacientes con diagnóstico de inmunodeficiencia común variable (15 mujeres y 10 varones, con edad promedio de 36.7 años), durante un periodo de 10 meses (enero a septiembre de 2013). En este periodo se aplicaron 284 infusiones de IgIV utilizando el esquema propuesto, la frecuencia de reacciones adversas fue de 12.9% del total de las infusiones, de las que 5.2% fueron reacciones adversas tempranas y 7.7% reacciones adversas tardías, todas fueron reacciones leves a moderadas, que ameritaron en algunos casos la administración de analgésico, antihistamínico o ambos, sin llegar a requerirse la suspensión de la infusión de IgIV. En el estudio de la función renal se incluyeron 19 pacientes (12 mujeres y 7 hombres, edad promedio 36 años, peso promedio 58.74 kg y talla promedio 1.60 m) y en el lapso estudiado (enero de 2009 a octubre de 2013) la determinación de creatinina en promedio fue de 0.76 ± 0.18 mg/dL; la urea sérica promedio del grupo fue de 28.6 ± 7.6 mg/dL, ningún paciente tuvo datos de insuficiencia renal aguda. La tasa de filtración glomerular se determinó mediante la fórmula de CKD-EPI y fue, en promedio, de 116 ± 34 mL/min/1.73 m2, se encontraron datos de deterioro renal crónico en cuatro pacientes. La determinación promedio de la depuración de creatinina en orina de 24 horas fue de 98.64 ± 22 mL/min/1.73 m2 y se encontraron datos de deterioro crónico en la función renal en seis pacientes.
Conclusiones: con este esquema ambulatorio de aplicación de IgIV no hubo reacciones adversas graves (anafilaxia, broncoespasmo, insuficiencia renal aguda). En esta población de pacientes no se encontró afección renal aguda secundaria a la aplicación de IgIV, pero mediante la depuración de creatinina de 24 horas sí se encontraron datos que sugirieron daño renal crónico en seis pacientes. No se encontró relación entre la dosis acumulada de IgIV aplicada en los últimos cinco años con el hallazgo de disminución de la tasa de filtración glomerular. Otro beneficio de este método de aplicación de IgIV es la reducción en los costos para la institución de salud y para el paciente, además de permitir a éste reintegrarse a sus actividades cotidianas laborales o escolares de manera rápida.


Palabras clave: inmunodeficiencia común variable, inmunoglobulina intravenosa, efectos adversos, complicaciones renales.


>Revistas >Revista Alergia México >Año2014, No. 3
 
 Buscar   Avanzada 


· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 
       
Derechos Resevados 2007