Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Ginecología y Obstetricia de México
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Ginecología y Obstetricia de México >Año 2015, No. 11


Molina-Giraldo S, Alfonso-Ospina L, Parra-Meza C, Lancheros-García EA, Rojas-Arias JL, Acuña-Osorio E
Prevalencia de malformaciones congénitas diagnosticadas por ultrasonido: tres años de experiencia en una unidad de medicina materno fetal universitaria
Ginecol Obstet Mex 2015; 83 (11)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 16
Paginas: 680-689
Archivo PDF: 339.74 Kb.

[Texto completo - PDF]

RESUMEN

Objetivo: establecer la prevalencia de malformaciones congénitas diagnosticadas en la Unidad de Medicina Materno Fetal del Hospital de San José, Bogotá, Colombia y compararla con las estadísticas nacionales e internacionales.
Material y métodos: estudio retrospectivo, descriptivo y observacional. Se cuantificaron todos los fetos malformados diagnosticados entre el 1 de junio de 2010 y el 30 de junio de 2013. Se consideraron los datos sociodemográficos, antecedentes personales y familiares, exposición a tóxicos, fármacos, infecciones perinatales o sustancias psicoactivas con relevancia clínica para la aparición de malformaciones congénitas.
Resultados: durante el periodo de estudio se registraron 11,914 nacimientos y de éstos se diagnosticaron 236 fetos malformados (1.98%) a una edad gestacional promedio al momento del diagnóstico de 26.7 semanas, con una desviación estándar de 7.1 semanas. Las malformaciones congénitas más frecuentes fueron en el sistema nervioso central: 88 casos (37%) y de éstas, la más prevalente fue la ventriculomegalia 16 (7%). De los 236 fetos malformados, 165 (70%) tuvieron sólo un sistema afectado, 29 (12%) 2 sistemas afectados y 42 (17%) más de tres sistemas dañados. A todas las pacientes se les ofreció cariotipo antenatal; sin embargo, sólo lo aceptaron 63 (26%); de ellas 39 (62%) tuvieron resultado normal y en los restantes se encontraron aneuploidías, y la trisomía 21 fue la más común. Se logró establecer una concordancia de 86% entre el diagnóstico antenatal y posnatal. La mortalidad perinatal fue de 34.7%, sobre todo en fetos con hernia diafragmática congénita (16 casos; 88.8%), hidrops fetal no inmune (8 casos; 80%), anomalías cardiovasculares (31 casos; 46.2%) y genitourinarias (13 casos; 24%). Y los fetos con malformaciones del SNC, como la secuencia acranea-anencefalia, holoprosencefalia y encefalocele fallecieron todos.
Conclusión: la prevalencia de anomalías congénitas es comparable con la reportada para Colombia y otros países; se diagnosticaron y caracterizaron de forma adecuada en más de dos terceras partes por ultrasonido obstétrico realizado por personal adiestrado en diagnóstico prenatal. Siguen teniendo alta morbilidad y mortalidad perinatal las anomalías congénitas torácicas, cardiovasculares, renales y el hidrops no inmunitario.


Palabras clave: anomalía congénita, diagnóstico prenatal, ultrasonografía prenatal, prevalencia, estudio observacional.


>Revistas >Ginecología y Obstetricia de México >Año2015, No. 11
 
 Buscar   Avanzada 


· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 
       
Derechos Resevados 2007